De culpas y otras yerbas

9 sep

Me descubro en este nuevo rol en la vida como madre con “cierta” culpa.

A decir verdad, la culpa me persigue desde pequeña. Paso a explicar. Me han bautizado sin consultarme en la iglesia católica, bendicion que tiñe mi vida de la culpa del pecado original. Ha partir de allí “por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa”. Ojo, me considero creyente y no reniego de la religion. Yo creo que uno se acerca a la religión en el dolor, y a mí tener fé me ha salvado de pozos.

Pero volviendo al tema de la culpa, en mi adolescencia la culpa me persiguió desde la presión por el cuerpo perfecto. Comer con culpa es un hecho que hasta el dia de la fecha sostengo. Domingo de ravioles bolognesa, facturas con el mate, y pizza por la noche. Y el lunes,  a sostener la la jornada con 1 tomate!!! para lavar culpas (claro está).

Pero desde que nació Luchi he descubierto nuevas culpas, que no han hecho otra cosa de reafirmar mi tendencia a la vida culpógena.
Gracias a Dios safé de la culpa de parirla por cesárea, pero no safé de la culpa de no soportar el dolor de teta y optar por la mamadera. No safé de la culpa del puerperio, ese bajón post parto natural en muchas mujeres e incontrolable, me hacia sentir culpable de no disfrutar a mi bebé de 4 dias que vomitaba todo el tiempo y lloraba a los gritos vaya a saber uno por qué. Uf, super culpable.

Pero quiero dejar en claro que no ando por la vida castigandome con un látigo: no no, para nada. Puedo afirmar que a mis 31 años  de edad he optado por hacer la gran Moria y desdramatizar, mi amorrrr.
Pude entender que la maternidad, mi maternidad, se construye día a día, aprendiendo y aprehendiendo, incoporando nuevos saberes y tambien volcando los mios. Ahora entiendo que no hay modos correctos o incorrectos de ser mamá (aplicando el sentido común por supuesto).
Porque ser mamá de Luchita me ha permitido conocerme en otros aspectos, miles, en kilos y kilos de amor infinito que ni yo misma sabía que tenia,  bien guardaditos para dar.

Ser mama de Luchita me ha abierto un diálogo interior, sincero y profundo conmigo misma, gritandome a los cuatro vientos mis verdaderos sentimientos. Y por primera vez,  sin culpas.


(imagen: http://mujeressuperpoderosas.blogspot.com/)

De cómo nació.

7 sep

El embarazo de Luchita fue perfecto, saludable, activo. Vivi cada día con amor y ansiedad. Debo reconocer un pequeño detalle que fue central en la gestación: subí casi 25 kilos!! Pero la verdad cada empanada o helado de dulce de leche fue bien disfrutado como le corresponde a toda embarazada: no me importó NADA. He dicho

La cesárea fue hermosa, la cirugía mas linda del mundo. Sólo las que son madres pueden entender la magia indescriptible de los primeros 10 segundos de conexion con tu hijo. Lo mas lindo de la vida!! Es el inicio de la historia de amor mas intensa del mundo.

El puerperio lo viví intensamente. Con emociones a flor de piel, extramadamente sensible.  Por momentos extasiada de felicidad y amor, teniendo en brazos a mi hijita amada, a esa bebita que había llegado a este mundo a dar y recibir amor puro.
Pero por otros momentos, tenía ganas de tomarme un micro a San Salvador de Jujuy y vovler en 3 meses!

Muchos amigos saben mi transito post parto ya que lo vivo repitiendo siempre: nadie me avisó de unas cuantas cosas relativas a la maternidad. O tal vez yo la tenía MUY idealizada, y ahi el choque fue fuerte.

Lo que mas me costó fue la lactancia. Ese acto de amor incondicional, esa conexion ´mamá- bebé, esa fusion de 2 cuerpos. La lactancia es como una prolognacion del embarazo, es como volver  a estar habitada. Es ese momentito de romance, de miradas, de piel a piel….

AHH LA PUT.. MADRE COMO ME DOLIOO!!!

Indescriptible, nada de imagen de publicdad de bebé Johnson, Dios mío nunca habia sentido un dolor fisico tan agudo, 100.000 agujas clavandose en el pezon con cada mamada… Juro que si me deprimí en el post parto, mucho tuvo que ver la ausencia total de acompañamiento tetal. Pero bueno, si sirvió de algo todo el aprendizaje, mi segudo hijo lo disfrutará (pobre luchi!).

En definitiva y resumiendo para que Luchita conozca todo sobre su vida, quiero decirle que llego a nuestras vidas para cambiarla por completo, que cada dia de mi existencia estará direccionada a hacerla feliz, que la voy a cuidar siempre, que soy incondicional y que nunca le voy a fallar.

Te amo.

(de: http://www.bebesymas.com/salud-de-la-madre/parto-slow)

Tener hijos

7 sep

Dedicado a mi hija Lucía.

Los hijos nos desacomodan, nos conmueven, nos emocionan, nos ponen nerviosos, nos enojan, nos hacen felices. :)
Los hijos son una revolución en la vida de sus padres.
Los hijos son paquetes de amor que llegan para quedarse, para que les hagamos un lugar entre nosotros.
Nos modifican, no somos los mismos desde que aparecen, nos agregan espesor, emociones y sentido.
Los hijos nos confrontan con todo lo que quizás antes no quisimos ver, iluminan nuestras zonas más oscuras, nos obligan a hacernos cargo de nosotros mismos para poder así hacernos cargo de ellos.
Los hijos rompen nuestras rutinas, cambian nuestros espacios, modifican nuestros hábitos, usan la casa en toda su extensión, no nos dejan dormir todo lo que quisiéramos, limitan nuestras posibilidades de leer, de salir, de hacer el amor(…)
Nos quieren porque sí, nos necesitan.
Los hijos quieren nuestra felicidad, se preocupan por nosotros, dependen de nuestros estados de ánimo, están dedicados a mostrarnos sus logros. Crecen en el clima emocional que somos capaces de brindarles. Por todo esto es necesario y lindísimo poder comprometerse a fondo con ellos, amarlos y acompañarlos lo mejor posible.”

De: “Hijos Sin Dios”. Ianantuoni- Rozitchner

De cómo llegó a nuestras vidas

5 sep

Luchita llegó a mi panza mas o menos asi:

En septiembre del 2008 habiamos hecho una pausa en la búsqueda del embarazo, ya que el tiempo se me estaba poniendo denso y yo cada vez más ansiosa. Ese mes no importó quedar o no quedar embarazada, realmente me lo tomé con soda.

Y a decir verdad, el dicho popular de :”una vez que te relajes, vas a quedar” tuvo razón. Ese mes quedé embarazada de Luchita. (Nota para Luchita: los bebés no vienen de París hijita, después te explico)

Un dia anterior al Evatest, mi mamá habia notado en mi algo extraño, y me preguntó: “No estaras embarazada no?” a lo que le contesté: “Vos estas en pedo? Ni lo sueñes”.

Esa noche, estaba viendo por TV un programa muy pedorro por telefé, que se   llamaba “Cárceles” (Nota para Luchi: Hija, mama trabaja en un centro penal, no te asustes algun dia te explicaré). Sigo: es un programa horrible lo sé, pero ese capitulo contaba la historia de 2 presos (un hombre y una mujer) que estando en dos unidades penales distintas, la mina habia quedado embaazada en su unica visita intima con el tipo. “Qué fertil” pensé…. y aunque parezca raro, me quedé colgada con esa historia de amor media berretonga. Y me dormí pensando en el embarazo entre los cacos, en que  a veces las cosas suceden cuando uno menos las espera…….

A las 6 de la mañana me desperté con ganas de ir al baño y recordé el Evatest tumbero y me dije: aprovecho y me lo hago yo tambien. (aclaro que tenia uno guardado).

Y a los pocos segundos de ese momentito medio asqueroso que implica un test de embarazo…, ahi estaban las 2 rayitas bien claritas y definidas, yo no lo podia creer!!!

Lo despierto a Osvaldo (que estaba en su 5° sueño) a los gritos: “positivo!! positivo!!”

El: (absoltamente dormido) positivo que???

Yo: el test!!!

El: Que test??? de alcoholemia?

Yo: Vas a ser papá!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Si digo que lloramos abrazadados y nos quedamos felices sin poder dormir, miento. El papá sonrió, intentó estallar de alegría pero lo cierto es que se desplomó de sueño y siguió roncando como un tronco…

Yo estaba en éxtasis y sin poder conciliar el sueño, que hago??? eran las  7 a.m asi que prendi la compu y empecé a mandar mails a la sociedad entera con la buena nueva.

Los que me conocen saben que soy enferma de la ansiedad. Era sabado y hasta el lunes podria desfallecer de los nervios si un obstetra no me veia. Asi que apelé a mis dotes artisiticos y a las 10 a.m me fui con Osvaldo a la guardia del Htal. Italiano.

Si queridos. Fingí dolores intensos con tal de que me hagan una ecografia o me confirmen mi alegria suprema.

Y después de idas y venidas de los residentes del mencionado nosocomio, ahi estaba la gordita de mi alma: “No es un bebé, es sólo en boton embrionario” dijo el obstetra. Pero para mi, ya era el Gran Amor de mi Vida.

Ahi empezó la mas bella historia de amor entre Mamá, Papá y Lucía.


Sabado 25 de actubre de 2008.
6.30 a.m

A manera de prólogo

4 sep

Tengo la tonta fantasía de que algun día mi hija lea estas líneas, y se conozca a si misma en sus 14 meses de vida.

Tal vez sea una idea futurista errada, puesto que dentro de 15 0 20 años un blog sea un concepto antiguo demodé. Pero acá esta su madre, haciendo uso de su poca habilidad narrativa para expresarle como pueda, todo el infinito amor que siento por ella.

Para finalizar, tambien debo reconocer que me inspiró la mama de Uli, quien me ha motivado a escribir, y que mi amor halla abierto su propio blog. En fin, pareciera que soy influenciable? naahhh.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.